10 razones que demuestran que el autoconsumo es una oportunidad para mi empresa… y para la tuya.

El autoconsumo es viable legal, técnica y económicamente, no tengáis ni el menor atisbo de duda; y por este motivo es una excelente oportunidad para una gran mayoría de las empresas de nuestro país.

No más hablar del impuesto al sol, tampoco de las trabas al desarrollo del autoconsumo con las que nos ha venido obsequiando el ejecutivo del Partido Popular a lo largo de estas dos últimas legislaturas, ni del reciente doble juego de Ciudadanos que ha impedido que prosperara en el Congreso la Proposición de Ley de medidas para el fomento del autoconsumo eléctrico que había sido consensuada por la práctica totalidad de la oposición, se acabó lamernos las heridas, ¡basta ya!…. la ola del autoconsumo en España está llegando y depende exclusivamente de nosotros surfearla o que nos pase por encima para  seguir esclavos de un caduco sistema energético alejado de las energías renovables… nosotros decidimos.

Las grandes empresas que lideran nuestro mundo están apostando por las energías renovables y el autoconsumo solar; compañías como Amazon, Google, Apple, Facebook, IKEA y Lidl entre muchas otras,  ya han  desarrollado proyectos de autoconsumo mostrando así su compromiso firme con sus clientes y la sociedad en general para hacer de su negocio, un ejemplo de eficiencia económica y medioambiental. ¿ Vamos ahora a ser nosotros quiénes pongamos en tela de juicio al autoconsumo?

En el presente artículo os repasaremos nada más y nada menos que ¡¡diez razones justificadas!!, por las que el autoconsumo es una inversión rentable en vuestra empresa, ¿ a qué esperáis?

 1. Las instalaciones de autoconsumo solar han bajado significativamente su precio en los últimos años y ya son inversiones de coste muy razonable.

La evolución tecnológica, el aumento de la demanda a nivel mundial y también la sobreproducción en muchos momentos, ha permitido recortar a lo largo de estos últimos años de manera espectacular el precio de los principales componentes de una instalación solar;  en particular, los paneles solares, todavía hoy el principal coste en una instalación solar, ha visto reducido su precio en más de un 90% en los últimos 10 años, por lo que en la actualidad una instalación solar de 20 kWp en la mayoría de los casos no alcanza ni los 30.000 €.

Por lo tanto ya no estamos hablando de grandes inversiones dependientes de una estructura de financiación compleja con cuantiosas garantías; sino de instalaciones a coste razonable que son competitivas sin ayuda ni subvención alguna.

2. El autoconsumo nos permite ahorrar en el consumo de energía.

O lo que es lo mismo, el autoconsumo nos permite ahorrar en el término variable de nuestra factura eléctrica. Cada kWh generado y autoconsumido es un kWh que dejamos de comprar a las compañías eléctricas.

Con un sistema de autoconsumo bien dimensionado, y siempre y cuando no tengamos limitación de superficie disponible, es factible alcanzar ratios de cobertura solar de entre el 25% y el 40%, lo que nos permitirá ahorrar entre el 25% y el 40% de los kWh consumidos en nuestra empresa.

Pero es que además la producción solar coincide con las horas en las que el precio de la energía es más elevado, por lo que el ahorro en términos económicos será siempre sensiblemente mayor al porcentaje de cobertura solar que obtengamos.

Y por si no fuera poco, la inversión en un sistema de autoconsumo, la mayoría de las veces acaba actuando como catalizador de otras medidas de eficiencia energética, y es que no hay nada como gastarse el dinero para tomar consciencia de la necesidad de ahorrar, curioso pero absolutamente cierto y empíricamente demostrable.

3. No sólo ahorramos en el término de energía sino que el autoconsumo nos permite ahorrar en el término fijo de potencia.

Como es bien sabido por todos, hoy en día el término fijo de potencia supone prácticamente el 50% del coste de nuestra factura eléctrica, por lo que si podemos recortar este concepto conseguiremos un ahorro muy significativo en nuestra factura eléctrica.

Y como muestra un botón, os mostramos este gráfico de una instalación de autoconsumo de 27 kWp en una escuela con 45 kW de potencia contratada en P1, y 60 kW de potencia contratada en P2 y P3 ( tarifa 3.0A), y donde gracias a la instalación solar se ha podido reducir la potencia hasta los 25 kW en P1, 50 kW en P2 y mantener los 63 kW en P3 para no perder los derechos de contratación ante posibles futuras ampliaciones.

En azul se muestran las potencias consumidas sin la instalación de autoconsumo, y en naranja considerando la instalación de autoconsumo.

En este caso concreto la instalación de autoconsumo ha permitido un ahorro adicional de 1.009 €/año, lo que llevado a 25 años y considerando un 1% de incremento anual en el término de potencia, supone un ahorro acumulado por este concepto de nada más y nada  nada menos que de 28.497 €, que corresponde a un 69% del coste de la inversión.

Por lo tanto podríamos aproximar que el ahorro en el término de potencia me permite en gran medida recuperar el coste de mi inversión, y el ahorro en el término de energía es dinerillo contante y sonante para nuestros bolsillos, ¿como lo veis?

4. Las instalaciones de autoconsumo nos permiten comprar parte de la energía que consumiremos durante los próximos 25 años con un descuento superior al 50%.

Pregunta con truco: ¿Qué estamos comprando cuando invertimos en una instalación de autoconsumo? Obviamente la respuesta fácil y directa es responder que estamos comprando paneles solares, inversores, estructura, etc… pero no.

Cuando invertimos nuestro dinero en una instalación de autoconsumo, lo que en realidad estamos haciendo es pagar por adelantado parte de la energía que consumiremos los próximos 25 o 30 años con un descuento superior al 50%, ¿ que os  parece?

Esto que os cuento, tiene nombre y apellidos, y se llama LCOE ( Levelised Cost of Energy), un término mundialmente aceptado para calcular el coste de generación eléctrica a partir de diferentes fuentes, en nuestro caso energía solar.

¿Como funciona este término? Pues a nivel muy básico correspondería en dividir el coste de mi inversión más los costes de operación y mantenimiento de mi instalación solar a lo largo de la vida útil de la instalación,  25-30 años, y dividirlo entre la energía generada a lo largo de todo este tiempo ( en realidad también se debe aplicar una tasa de descuento para llevar futuros costes a día de hoy). Con este cálculo obtenemos un precio €/kWh para la energía solar generada y lo podemos comparar con las expectativas de precio de electricidad a lo largo del mismo período temporal.

Fijaros  en el siguiente caso de una instalación de autoconsumo de 100 kWp en una industria con tarifa de media tensión 6.1, la que corresponde a las precios más bajos de electricidad.

Si os ofrecieran pagar parte de la electricidad que vais a consumir durante los próximos 30 años con un descuento del 86%, ¿qué haríais?

5. La instalación de autoconsumo me permite reducir mi riesgo como empresa ante futuras subidas del coste de la electricidad.

Una vez entendido el concepto LCOE, es fácil concluir que si conozco mi coste de generación para los próximos 30 años, entonces este será invariable a los vaivenes del mercado, a si hay más o menos viento o si llueve más o menos, si sube o baja el precio del gas, si exportamos más o menos electricidad a Francia o si las nucleares deciden parar de forma justificada o por arte de magia como ya ha sucedido alguna vez…

Y precisamente esta invariabilidad es un valor muy apreciado por muchas empresas ya que permite predecir costes, reducir riesgos, cumplir presupuestos, etc…

Si gracias a nuestra nueva instalación de autoconsumo cubrimos un 35% de nuestra demanda energética, habremos limitado nuestro riesgo asociado al coste de electricidad en un porcentaje similar.

6. Las instalaciones de autoconsumo son inversiones rentables con una rentabilidad muy superior a lo que me da un banco por tener el dinero guardado.

La rentabilidad de las instalaciones de autoconsumo supera con facilidad el 9% de TIR, con periodos de retorno de la inversión de entre los 6 y los 8 años en una gran mayoría de las pymes y grandes empresas que apuestan por el autoconsumo.

¿Cuanto nos da el banco por nuestro dinero? Incluso descontando un coste de financiación alto, nuestra rentabilidad será siempre superior a la rentabilidad que nos da el banco por nuestro dinero.

¿ Cuantos negocios nos aseguran una TIR superior al 10%?

7. Las instalaciones de autoconsumo me diferencian de mi competencia y me permiten ser más competitivo en costes.

Obviamente si la viabilidad de mi negocio es incierta, y no puedo planificar en el medio plazo, no tendrá sentido plantearse inversiones con este horizonte temporal; pero si en cambio tenemos vocación de medio-largo recorrido, sin lugar a dudas el autoconsumo es una excelente oportunidad para hacer más competitivas nuestras empresas.

Y es que una vez haya recuperado la totalidad de mi inversión al cabo de los 6 u 8 años comentados en el punto anterior, todo el ahorro conseguido servirá para diferenciarme de mis competidores en costes.

¿Que os parecería, tal y como hemos demostrado en el punto 4,  comprar parte de la electricidad que necesitáis,  un 86% más barato que vuestra competencia?

8. En la actualidad hay mucho dinero más allá de la banca tradicional dispuesto a financiar este tipo de inversiones.

Parece que definitivamente los brotes verdes en la economía son verdaderos y tangibles, y existe gran cantidad de inversores que buscan proyectos rentables, seguros y responsables para invertir su dinero.

Sin ir más lejos, en España tenemos a Ecrowd, una iniciativa empresarial focalizada en proveer financiación colectiva y alternativa a proyectos de energías renovables y eficiencia energética que está dando mucho que hablar.

Ecrowd es una plataforma de crowlending que aúna a centenares de inversores dispuestos a financiar proyectos responsables de impacto positivo y que obviamente sean rentables. ¿ Creeis que alguien financiaría un proyecto si éste no fuera rentable y contara de una seguridad jurídica más que razonable?

Además este tipo de financiación alternativa cuenta con la ventaja de que no afecta al endeudamiento de nuestra empresa por lo que será absolutamente compatible con otras líneas de financiación convencionales que estemos utilizando.

9. Las energías renovables y el autoconsumo en particular reducen el impacto medioambiental de la actividad de nuestra empresa y posicionan como referente de sostenibilidad ante la sociedad.

El factor de emsión de CO2 del mix energético español durante el año 2016 se estimó en 308 gramos de CO2/kWh generado según datos  de la Oficina Catalana del Cambio Climático que utiliza la metodología propuesta por la CNMC.

Por lo tanto cada kWh producido mediante tecnología solar nos libera de 0,31 kg de CO2, reduciendo el impacto medioambiental asociado a la actividad de nuestra empresa, lo que a su vez redunda en una mejora de nuestro posicionamiento ante la sociedad, y refuerza la percepción que tienen nuestros clientes de nuestra marca.

Y es que si nuestro proyecto de autoconsumo lo planificamos y trabajamos con suficiente esmero, dedicación y visión, lo podemos convertir en una poderosa herramienta de marketing que refuerce la imagen de nuestra empresa y vincule a nuestros clientes con los valores que transmite una instalación de estas características.

10. Y no menos importante, las instalaciones de autoconsumo nos permiten ser partícipes de una nueva cultura energética más responsable, justa y que nos hace más libres.

¿Qué mundo queremos traspasar a nuestros hijos? ¿Un mundo huraño anclado a los combustibles fósiles en el que cada día comprometemos un poco más la calidad de vida de millones de personas y de nuestras generaciones venideras?

¿A qué esperamos a para liberarnos de los lobbies de poder de antaño? ¿ Quizás aspiramos a que sea nuestro vecino el que se decida a romper con todas estas cadenas?

Ahora tenemos una oportunidad histórica de traspasar una nueva cultura energética a las generaciones del futuro, una nueva cultura basada en valores como la sostenibilidad ambiental, la libertad, la justicia, el compromiso y la solidaridad, y lo mejor de todo es que podemos apostar por este nuevo camino sin perder dinero gracias a una inversión rentable y de impacto positivo para la sociedad. ¿os animáis?

En el artículo de hoy hemos evidenciado 10 de los motivos por los que el autoconsumo es una excelente opción para el sector empresarial, 10 motivos que siempre tengo muy presentes cuando planteamos proyectos de esta índole a nuestros clientes.

E incluso  estoy convencido que podríamos encontrara algunas razones más por las que cada día empresas líderes en todo el mundo apuestan por el autoconsumo solar. ¿ Se os ocurren 10 razones más a vosotros? Me encantará leer vuestros comentarios y añadirlos a nuestro argumentario comercial.

No dejéis pasar la oportunidad del autoconsumo.

CompárteloEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Frederic Andreu

Acerca de Frederic Andreu

Hola, soy Frederic Andreu, Ingeniero Químico por el Instituto Químico de Sarriá (IQS) y post-grado en energías renovables por la Universidad Politécnica de Catalunya (UPC). Durante 10 años trabajé en Endesa Energia, primero gestionando grandes cuentas industriales y posteriormente cómo responsable de energía solar para España. Actualmente soy socio-fundador de SolarTradex y me apasiona desarrollar y compartir con todos vosotros este proyecto.

8 comentarios en “10 razones que demuestran que el autoconsumo es una oportunidad para mi empresa… y para la tuya.

  1. No he entendido cómo podemos ahorrar en el término de Potencia, ¿que pasa si sale un día nublado?, el maxímetro con medir la potencia máxima durante 15 minutos, cualquier día del mes, ya nos contabiliza esta potencia para facturar en término de Potencia.
    Gracias,

    1. Hola Juan Carlos;

      comparto contigo la incredulidad acerca del posible ahorro en el término de potencia ( no en la tarifa 6.1 en la que los excesos se facturan cuarto de hora a cuarto de hora).

      No obstante lo que expongo en el artículo tiene un fundamento empírico que va más allá de la teoría.

      Desde SolarTradex hemos analizado decenas de proyectos de autoconsumo, una de las partes que siempre miramos es el ahorro en el término de potencia, superponemos la curva horaria de generación que simulamos con PVSOL con la curva de consumos cuarto-horarios, una vez hecha esta simulación, por diferencias tenemos la nueva curva de importación de energía, sobre la que calculamos los nuevos excesos de potencia, y te puedo asegurar que en más del 90% de los casos tenemos ahorro en el término de potencia.

      Saludos

  2. Todos estos razonamientos pueden ser útiles y ciertos para las empresas que dispongan de dinero para invertir y superficie suficiente para generar su energía consumida, pero eso no nos tiene que quitar el foco de que el gobierno tiene que regular el sistema energético para permitir el autoconsumo con balance neto, que es lo que permitirá a los usuarios domésticos invertir en estas tecnologías y como se hace en muchos países.

    1. Absolutamente de acuerdo.

      El sector residencial está completamente capado con esta normativa, y sin requerir ningún tipo de impulso económico podría suponer la autentica revolución y democratización de la energía en España.

      1. Muchísimas gracias por dedicar tu tiempo en escribir y compartir tu conocimiento…

        Se te echaba de menos…

        Yo precisamente quería preguntarte por el enfoque que le estáis dando desde vuestra empresa al autoconsumo residencial… es viable hacerlo ahora con las baterías que hay en el mercado o recomiendas «esperar»?

        1. Hola Maria;

          gracias por comentar.

          Mi opinión respecto al autoconsumo residencial es que todavía le queda un poco para llegar al nivel de rentabilidad del autoconsumo para empresas; no obstante está evolucionando mucho en los últimos tiempos, sobretodo en lo que se refiere a soluciones de acumulación y su precio.

          Creo que el futuro pasa por el autoconsumo residencial más pronto que tarde, y que a medida que consigamos ir haciendo instalaciones iremos rompiendo cadenas y siendo más competitivos.

          Por lo tanto toca seguir remando…

          Saludos

  3. Buenas noches:

    Muchas gracias por su articulo, es agradable leer cosas así. En estos momentos me encuentro realizando un proyecto final de carrera que consiste en la instalación de energía solar fotovoltaica.

    La idea es implantarlo en una empresa grande dedicada al comercio que tiene contratada una tarifa 6.1A, a la hora de realizar un estudio de viabilidad económica, según el R.D. 900/2015, existen unos peajes de acceso fijos para autoconsumo. ¿Cuando, o mejor dicho, con que medidas he de aplicar esos peajes? Dudo que la empresa, se arriesgue a contratar menos potencia, por miedo a dias nublados o con poca irradiancia, aunque la ubicacion geográfica sea Elche, España.

    1. Hola Maria José,
      Desde mi punto de vista, no es necesario pagar los peajes de autoconsumo. No se si viste el reportaje de La Sexta (El sol: El impuesto que más calienta). Ahí, daban a conocer algo que ya se sabía desde hace tiempo: Tenemos el real decreto del ministro soria sobre papel, pero no se están aplicando esas medidas.
      Así que las instalaciones fotovoltaicas no se están legalizando, hasta que cambien las leyes acerca de las energías renovables.
      Incluso sin bajarse el término fijo de potencia, por potencia consumida va a ahorrar bastante.

Los comentarios están cerrados.