¿Es el PPA la llave de la transición energética?

Este pasado jueves asistí con gran expectación a la jornada que APPA  organizó en Barcelona bajo el nombre de CONTRATOS PPA: CONECTANDO PRODUCTORES Y CONSUMIDORES.

Es justo reconocer que la jornada fue un éxito rotundo de asistencia, no en vano los PPA’s se han erigido desde ya hace años, como un fenómeno de éxito mundial que ahora llega a España como la piedra filosofal de las energías renovables que debe permitir a nuestro país reverdecer antiguas épocas de vino y rosas en las que liderábamos con universal admiración el desarrollo y expansión de las energías renovables.

No obstante, yo me pregunto…. ¿ pero de verdad la transición energética a la que aspiramos pasa inequívocamente por los PPA’s?

No, no y mil veces no; el PPA aún siendo enaltecido por muchos actores del sector y reconociéndole algunos aspectos positivos, no nos acerca a la democratización de la energía que perseguimos, y es que el PPA que persiguen la mayoría de desarrolladores y bancos, por despectivo que parezca, no deja de ser vivir del pelotazo para cubrir las espaldas al oligopolio eléctrico y seguir con un modelo energético centralizado de grandes parques de generación, que aunque renovables y no contaminantes, seguirán siendo ajenos al cambio de modelo energético que demanda una gran mayoría de la sociedad.

Permitidme pues que os comparta mi “visión” al respecto del fenómeno PPA, no sin riesgo, eso si, de ser reprendido por parte de alguno de los principales stakeholders del sector de las energías renovables en España…. gajes del oficio.

Pero antes que nada, ¿que significa el término PPA?

Las siglas PPA se corresponden al acrónimo inglés Power Purchase Agreement, o lo que es lo mismo un Acuerdo de Compra de Energía entre un productor independiente y una contraparte compradora de electricidad, los cuales celebran un contrato a medio-largo plazo, típicamente de 10-12 años de duración, por el que ambos acuerdan la entrega de una cantidad determinada de energía a un precio fijado ex-ante ( que no tiene porqué ser un precio fijo). En España, este contrato, aún teniendo que ser comunicado al Operador del Mercado Eléctrico, funciona de manera independiente a él, por lo que la cantidad de energía objeto del contrato en cuestión quedará fuera de la casación del mercado diario o “pool”.

Este fenómeno ampliamente extendido en varios países del continente americano y Australia, se muestra en España como El Dorado para todos aquellos desarrolladores de grandes proyectos de energía solar fotovoltaica y energía eólica, que ávidos de financiación para sus proyectos, buscan en el PPA un mecanismo que les garantice los ingresos necesarios en el medio-largo plazo para convencer a la banca tradicional o a fondos de inversión a prestar el dinero necesario para el desarrollo de sus mega-proyectos de generación renovable.

Y es que de otro modo y debido a la volatilidad del mercado spot de la electricidad en España que imposibilita un horizonte estable de precios de la electricidad en el medio-largo plazo, se hace prácticamente imposible encontrar financiación para estos grandes proyectos necesitados de un gran esfuerzo inversor.

Así pues, que la jornada organizada por APPA fuera un éxito de convocatoria no debiera de sorprendernos; España, como resultado de las 3 subastas de capacidad renovable organizadas por el el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital a lo largo de este último año y medio, tiene más de 8 GW de proyectos eólicos y solares pendientes de ejecución, proyectos que obviamente tienen una gran necesidad de financiación pero que no destacan precisamente por ser lo que comúnmente entendemos como generación distribuida; por lo tanto y como es fácil de adivinar, al evento asistieron todo el elenco de actores interesados en la financiación de grandes proyectos solares y/o eólicos; promotores, desarrolladores, instaladores y financiadores …. en definitiva que la jornada se asemejó más bien a un conclave de solteros en busca de pareja donde ellas, por desgracia de los primeros,  no hicieron acto de presencia; y es que si algo me quedó claro a lo largo de la jornada es que el interés por los PPA’s está mayoritariamente en el lado vendedor, y ya se sabe… el amor no es amor si no existe contraparte que corresponda al interés de uno ( incluso aunque uno pueda presumir de tamaño…).

Y así las cosas, la clave es entender ¿ a quién le interesa el PPA?

Tal y como ya hemos comentado, el PPA es un mecanismo que puede ser muy útil para financiar grandes proyectos de energías renovables, y la clave será entender quién puede ser la contraparte interesada o cuales son las  motivaciones que que puede tener una empresa para comprar la electricidad generada por el productor independiente.

Ciertamente en Estados Unidos y en distintos países de Sudamérica y Centroamérica, el fenómeno PPA ha sido un modelo de éxito, de un lado las utilities en muchos casos se han visto obligadas  a cerrar contratos de compra de electricidad renovable para dar cumplimiento a la Renewable Energy Standard, normativa que las obliga en función del estado, a tener un porcentaje entre el 10% y el 30% de generación renovable ; y por otro lado “corporates”, lideradas principalmente por las grandes empresas tecnológicas de Silicon Valley que tienen que alimentar sus miles de servidores que albergan sus centros de datos, han cerrado grandes contratos PPA para dar cumplimiento a sus políticas medioambientales y de RSC.

Y por si no fuera suficiente, otro argumento de mayúsculo peso está actuando de auténtico catalizador del fenómeno PPA,  y es que en palabras de Fatih Birol, Director de la Agencia Internacional de la Energía, durante la presentación del informe Renewables 2017: “The era of expensive renewables is over”,  sobran traducciones…

No obstante y a pesar de que parece que el viento nos sopla a favor, cabe preguntarse, ¿ es extrapolable el fenómeno PPA a España?

Y es aquí donde empiezan mis dudas, en todo caso lo primero que deberemos entender cuando hablamos de PPA es que existen dos tipologías de proyectos en función de donde vierten la energía generada:

  1. PPA Off-site: Proyectos que vierten la totalidad de su energía a la red de distribución eléctrica.
  2. PPA On-site: Proyectos que vierten la totalidad de su energía a la red interior de un autoconsumidor, esto es Autoconsumo.

En el primero de los casos la energía generada y vendida será siempre valorizada a precio de mercado mayorista, lo que significa que si una empresa está interesada en comprar esta  energía, deberá pagar los peajes de transporte y distribución para transportar la electricidad generada a su punto de consumo. Y a todo esto, el productor también deberá sumar a sus costes el 7% de impuesto de generación por la energía vertida a la red.

En cambio en el segundo de los casos, el tema mejora sustancialmente, ya que la energía generada al ser inyectada en la red interior del consumidor, será valorizada a precio de mercado minorista, y por lo tanto  el comprador se ahorrará los peajes de transporte y distribución, el generador se ahorrará el impuesto de generación y tan sólo se deberá aplicar el “impuesto al sol” por la energía generada y consumida por el comprador; cargo que por otra parte a día de hoy no se está aplicando y que en caso de aplicarse algún día tiene un impacto financiero poco significativo.

De este modo, todos convergeríamos en que de cerrar un PPA con algún cliente, lo lógico es apostar por la modalidad de autoconsumo  tipo 2 ( donde generador y consumidor no tienen porque ser el mismo titular), ya que de este modo el ahorro final para el consumidor es prácticamente el doble.

Pero resulta que esta modalidad de PPA tiene un problema y es que los proyectos que se pueden realizar bajo este esquema on-site, a priori no tienen el tamaño suficiente para ser atractivos para la gran banca y fondos de inversión para los que su interés en las energías renovables es únicamente crematístico.

¿Así pues quién es el principal cliente objetivo para comprar todos estos PPA en España?

De un lado podríamos pensar en las empresas españolas, a modo y semejanza de las corporates americanas, aunque parece que aquí los planteamientos son meridianamente distintos que al otro lado del Atlántico.

En Estados Unidos unos de los drivers principales para este tipo de empresas son sus políticas medioambientales y de responsabilidad social corporativa; en España y a pesar de lo que nos gusta creer, la realidad es muy distinta; por desgracia carecemos de empresas con la mentalidad de Google, Facebook, Apple, Microsoft, etc…comprometidas a cubrir un 100% de su consumo con electricidad proveniente de fuentes renovable; en España apenas Bankia, Caixabank y algunas empresas extranjeras con sede productiva en España aparecen en el listado de las 100 empresas comprometidas con el 100% renovable.

Port lo tanto, visto que el factor RSC no pesa lo suficiente,  la principal motivación que puede llevar a las empresas españolas intensivas en consumo eléctrico a firmar un PPA será el precio.

Y aquí tenemos un grave problema, y es que el incentivo que éstas tienen para comprometer un precio de compra de la electricidad en el medio-largo plazo es muy bajo, ¿por qué?

Pues porque aunque parezca sorprendente,  para una empresa su principal incentivo no es comprar la energía lo más barata posible, sino comprarla más barata que la competencia, y he aquí el quid de la cuestión.

Es muy complicado encontrar a ninguna empresa que te firme un contrato de electricidad a 10-12 años por muy competitivo que sea el precio a día de hoy, ya que si dentro de 7 años mi competencia consigue aprovisionarse más barata que yo, me habré quedado fuera de mercado.

Y como además el precio es factor determinante, para estas empresas, salvo casos excepcionales, no encontrarán atractivo para firmar un gran PPA off-site a través del cual se podrán aprovisionar de una gran cantidad de energía, pero por la que seguirán pagando los peajes de transporte y distribución; que no olvidemos suponen alrededor del 40% de la factura eléctrica.

Y por lo tanto el único camino será apostar por PPA’s on-site vinculados a proyectos de menor tamaño, típicamente proyectos de autoconsumo tipo 2 de entre 100 kW y 1 MW instalados en la propia cubierta del consumidor, conectados a su red interior y que permitirán al comprador ahorrar en el coste total de compra de la electricidad, incluyendo los peajes de transporte y distribución e incluso una parte significativa del término de potencia.

Pero desgraciadamente estos proyectos tan atractivos desde el punto de vista del comprador dejan de serlo para los bancos y grandes fondos de inversión que a día de hoy parecen poco convencidos a volver a esquemas de financiación tipo Project Finance  para tamaños de proyectos poco relevantes ( para ellos… yo me doy con un canto en las dientes con un proyecto de este tamaño).

Por lo tanto, visto que las opciones de firmar un PPA con una empresa a día de hoy son muy bajas ( me consta que algún PPA se ha cerrado o está en vías de cierre), la única opción viable para los desarrolladores de grandes proyectos es poner el punto de mira en la utilities tradicionales; y es que sin lugar a dudas estas grandes eléctricas ven en el PPA off-site un producto perfecto para cubrir el riesgo de la parte de comercialización de electricidad que no tienen cubierta por sus propias plantas de generación.

Así Javier Alonso, Director de Trading de Endesa, se dejó seducir durante su ponencia en la Jornada de APPA, explicando que  anualmente comercializan alrededor de 100 TWh de electricidad de los que “tan sólo” tienen cubiertos el 50% por su propias centrales de generación,  por lo que para Endesa firmar un PPA a un precio competitivo es la mejor manera de dejar de estar expuesta a la volatilidad del pool por los 50 TWh no cubiertos por generación propia.

Y así pues, bajo este esquema, los PPA’s, las subastas de capacidad renovable del Gobierno, y todo el sector renovable se alinean al servicio del oligopolio eléctrico y mantiene inamovible el caduco modelo energético centralizado de toda la vida, que aunque renovable seguirá al servicio de las empresas de siempre.

¿Y la transición energética, la generación distribuida y la democratización de la energía? ¿ Las hemos olvidado?

Pues precisamente es este el motivo por el cual no creo en los PPA’s de gran tamaño, ni en las grandes subastas de capacidad renovable promovidas por el Gobierno de España, como palanca de cambio hacia la transición energética de la que siempre estamos hablando.

Mi personal visión es que esta transición energética pasa por centrar todos nuestros esfuerzos en compatibilizar el cumplimiento de los objetivos de generación renovable a nivel de país, con un cambio efectivo de modelo que permita el empoderamiento energético de la ciudadanía y las empresas españolas, y esto creo sinceramente que no es compatible con fomentar este tipo de PPA’s vinculados a proyectos de 20 MW, 50 MW o 250 MW que al final sólo sirven para lucrar a unos pocos, mantener el status quo del oligopolio eléctrico,  y que una vez alcanzado el objetivo de renovables, restarán interés por seguir apostando por la generación distribuida y el autoconsumo en particular.

¿ Como lo véis? Me encantará conocer vuestra opinión y debatir acerca de un tema tan controvertido como este.

Saludos a todos.

CompárteloEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Frederic Andreu

Acerca de Frederic Andreu

Hola, soy Frederic Andreu, Ingeniero Químico por el Instituto Químico de Sarriá (IQS) y post-grado en energías renovables por la Universidad Politécnica de Catalunya (UPC). Durante 10 años trabajé en Endesa Energia, primero gestionando grandes cuentas industriales y posteriormente cómo responsable de energía solar para España. Actualmente soy socio-fundador de SolarTradex y me apasiona desarrollar y compartir con todos vosotros este proyecto.

19 comentarios en “¿Es el PPA la llave de la transición energética?

  1. Yo, con eso de que
    ” sólo se deberá aplicar el “impuesto al sol” por la energía generada y consumida por el comprador; cargo que por otra parte a día de hoy no se está aplicando y que en caso de aplicarse algún día tiene un impacto financiero poco significativo”
    no estoy de acuerdo para nada.

    – Primero, porque SI que lo estoy pagando, ya de facto y en Euros, en mi instalacion de autocomsumo, en forma de bonitas facturas que me emite la electrica…
    – Segundo, porque SI que es un pico que duele. Basicamente me convierte la instalacion de un ROI de 2-3 años, a uno de 7-8 años.

    Saludos

    1. Hola Juan;

      gracias por participar y contar tu experiencia.

      La verdad es que me extraña mucho lo que comentas, pues la únicas facturas del impuesto al sol que he visto hasta la fecha han sido un tanto irregulares emitidas por un par de comercializadoras.

      Si tienes una factura de estas, me gustaría mucho si me la puedes compartir para echarle un vistazo y comprobar que sea ok.

      Lo que si te puedo asegurar es que a día de hoy en el caso de aplicarse el impuesto al sol, éste no afecta en más de 1 año de payback.

      Por lo tanto si en tu caso tiene mayor afectación, posiblemente convenga revisar esta factura.

      Si te interesa, y sin nigún tipo de compromiso, me puedes enviar la factura a info@solartradex.com

      Gracias

    2. Yo también estaría interesado en ver esa factura de peajes de respaldo, puesto que creo que no está claro quien sería el encargado de la facturación de los mismos ¿comercializador, distribuidor…..? llevo peleando que me los facturen, me obligaron a hacer modificaciones en el punto de medida y sigo esperando desde 2014……

  2. Coincido plenamente con tu analisis Frederic.
    Siempre he dicho que la fotovoltaica es una tecnologia perfecta para descentralizar la produccion, es absurdo ‘plantar’ paneles en el campo cuando hay tanta superficie disponible en cubiertas, y siendo donde se produce el mayor consumo, evitamos el transporte de energia que supone mas de un 30% de perdidas.

    1. Absolutamente de acuerdo, disponemos de alta irradiación, millones de m2 de cubiertas, know-how… ¿que más necesitamos para apostar por la generación solar distribuida?

      Y además tienes todo la razón en el tema de las pérdidas, que por cierto debemos tener muy presente que la energía “pérdida” en el transporte la estamos pagando igualmente en nuestra factura eléctrica.

      Los consumidores compramos y pagamos la energía en lo que se dice barras de central y por lo tanto asumimos las pérdidas.

      ¡¡Gracias por participar y saludos!!

  3. Un articulo muy interesante y muy buen resumen de la jornada, gracias Frederic por compartir para las personas que no pudimos asistir..

    Realmente NO los PPA´s no son la llave para transición energética!! ,
    La llave seria que se apoyara la generación distribuida en proyectos residenciales de 2 a 10Kws dando incentivos y ayudando a crear micro-redes en los barrios en los centros de trabajo y sobretodo apoyando a empresas pequeñas como la mía que promovemos precisamente esos proyectos y solo nos encontramos con problemas a todos los niveles y teniendo que luchar con macro empresas utilities (por ejemplo Viesgo que solo hacen que la competencia desleal) o fabricantes que ni siquiera consideran lo que significa instalar 3Kws , por solo mencionar algunos de los problemas..
    La gente quiere y necesita la democratización de la energía – pero hoy por hoy en España misión imposible o solo para valientes utópicos!!

    Gracias
    Maria
    Sun Solutions Pv Energy

  4. Frederic, vaig sortir pensant exactament el mateix. La part bona, ningú s’esperava parlar d’autoconsum i .. deu n’hi do l’atenció que va generar. Ara ens cal obrir una línia forta de teball per empenyer l’autpcnsum tipus 2 a edificsi administracio pública, escoles, serveis i industries

    1. Gràcies per participar Assumpta, i és veritat que va sorprendre molt que l’autoconsum estigués tant present en la jornada, i és que en el fons per una empresa és molt més rendible autoconsumir que fer un PPA…. potser podriem convenir que el PPA per volum interessa més als venedors i l’autoconsum per rendibiltat i estalvi interessaria més als compradors.
      En tot cas, estic absolutament d’acord que ara convé obrir una linia forta de treball per donar una empenta a l’autoconsum tipus 2, i potser en aquest sentit el repte seria mirar aproximar el model PPA a petites i mitjanes empreses i que obviament sigui un esquema que compti amb el recolzament dels bancs i fins i tot de les adminsitracions per assolir el finançament necessari per tirar-lo endavant.

      Merci!!

    2. Ojo… tipo 2 y titulares diferentes… contador de consumo. Este punto es muy limitante y más si muchos edificios públicos se alimentan en MT.Assumpta, desde ICAEN no se está trabajando a nivel ministerial para resolver este problema partiendo que tenemos un contador existente en el punto frontera?

  5. Ayuntamientos como Zaragoza, Barcelona, Pamplona, Madrid´…están apostando por compra de energía eléctrica 100% renovable. ¿Podrían ser actores en posibles acuerdos tipo PPA´s?

    1. Hola Alberto;

      muy buena aportación, porque tienes toda la razón de que las Administraciones pueden e incluso me atrevería a decir que deben ser objeto de PPA’s. Aquí si le veo sentido, pero con un matiz…

      Personalmente me gustaría que las Administraciones cerraran acuerdos de compra PPA por aquella parte de energía que no puedan generar a través de instalaciones de autoconsumo son las que en realidad actúan como generación distribuida.

      Por lo tanto por mi parte, SI a los PPA con las Administraciones, pero PRIMERO prefiero que se promueva la generación distribuida.

      Gracias por la el interesante comentario.

      ¡¡Saludos!!

      1. También, de acuerdo: PRIMERO promover generación distribuida. Si no, se queda todo en manos de los grandes y los pequeños usuarios y/o instaladores solo quedamos como atónitos espectadores

  6. El PPA es un instrumento válido en aquellos países en los que no haya implementado un sistema de subastas.

    Es decir,históricamente, donde no había feed-in-tarif , pero tampoco subastas, los promotores de EERR apostaron por los PPA porque no les quedaba otro remedio.

    Por eso hay tanto PPA en América y tan poco en Europa que era el reino de los feed-in-tarif que llegaron mucho después a América, y que no acabaron de despegar porque enseguida fueron a subastas.

    Respecto a ¿qué hay que fomentar? diría que nada. Con tal de no perjudicar es suficiente.

    El segmento PPA es un nicho de mercado más. Para corporaciones o clientes industriales puede valer, sobre todo si se les da la opción de quedarse con el activo como inversión.

    Por último, decir que la democratización de la energía, la transición energética y la generacíon distribuida, por mi, se pueden ir -perdón por la expresión, a la puta mierda.

    Lo que quiere la gente es energía barata, y como un extra que sea verde. Y hay gente que pasa frío.

    Si no hay transición energética, ni democratización energética, ni generación distribuida, pero la energía es barata, pues amén.

    El resto es ideología o interés. Peor lo primero, que lo segundo.

    1. Hola Constantino;

      en primer lugar agradecer tu contestación y participación.

      Estoy de acuerdo en que los PPA tienen lógica allá donde no existen los feed-in-tariff, en todo caso no olvides que en USA han existido esquemas de incentivos fiscales muy generosos para acometer estos tipos de proyectos.

      En resumen la diferencia del PPA con el feed-in-tariff es que mientras el PPA lo paga un consumidor privado ( utility o corporate), el feed-in tariff no de ja de ser un PPA pagado por el Gobierno o lo que es lo mismo por el bolsillo de los ciudadanos, y por lo tanto tiene lógica que exista uno u otro.

      En todo caso y respecto a que la democratización de la energía te la lleva al pairo….. ( preferiría otra expresión más comedida)

      En primer lugar comentarte, hoy en día el cambio climático es ya la segunda preocupación a nivel mundial tras el terrorismo, por lo que el tema del precio empieza a quedar un poco obsoleto.

      No obstante recordarte que este año 2017 por primer vez en la historia la nueva capacidad renovable ha superado a la nueva capacidad de carbón, y esto sólo se consigue siendo competitivos en precio.

      Y finalmente, destacar que el no apostar por las renovables y en concreto por la generación distribuida supone objetivamente unos sobrecostes significativos… por ejemplo al rededor del 20% del precio de la energía que pagamos se corresponde a pérdidas en la red que podrían evitarse con la generación distribuida; y sobretodo introducimos competencia real en el ámbito de la generación que buena falta le hace.

      Muchas por enriquecer el blog con tus comentarios.

  7. Què bé llegir-te de nou Frederic! Gràcies pel resum i per compartir la visió dels PPA! Evidentment cal prioritzar la generació distribuïda però també explorar, adaptar i treure el màxim suc dels instruments existents amb la nostra realitat.

    1. Hola Marta, gràcies per comentar. Estic completament d’acord amb tu, cal prioritzar la generació distribuida, i m’agrada la paraula “explorar” les possibilitats dels PPA’s. Segurament cal fer-los interessants no només per les elèctriques, i que els bancs entrin a finançar aquest tipus de PPA no tan grans.

      Gràcies!!

  8. Hola frederic decidí terminar el bachillerato haciendo un curso de energías renovables. Espero halla lugar para anotarse todavía. En fin, se me ocurrió empezar con un proyecto en el tema antes que empiece a aprender sobre el, asi me voy familiarizándono. Verdad. Con lo que me van enseñando entonces empecé a formar el proyecto en mi cabeza de que hacer. Bueno si voy a estudiar esto me dije voy a averiguar como armó un panel solar que abastezca gran parte de la energía que utilizó en mi casa. Jaja. Es hasta irónico que se pague lo que se paga la energía eléctrica en mi país carisma, en fin entonces averiguando como se hace un panel, casero nomas, con unas cajas cable de cobre, estaño, soldador, pintura, jugó de limón y pasta de dentrifica y otro químico que ahora no me acuerdo lo debo tener en alguna de mis notas de voz usted ya debe saber cuál. Son las materias primas. Después un ingeniero una multinacional como sudy lever y alguien con imaginación pueden hacer de la energía solar algo tan accesible como comprar una antena de cable y conectarlo a la energía. Eh incluso pueden llegarse con las compañías proveedoras de electricidad a convenios donde quienes tg el producto se abastezca en los horarios y momentos que superamos nuestro gasto con la energía renovable del tendido eléctrico gratis haciendo equipos que en las horas pico de luz solar colmen el gasto hogar y devuelvan el excedente a las compañías. Esto sería a grandes rasgos lo que se me ocurrió. En fin gracias por tener un lugar donde escribir mis locuras. Espero conseguir lugar en la utu, asi Me instruyó más en el tema mientras veo que tan económico puedo hacer un dispositivo así. Sería una REVOLUCIÓN.

Deja un comentario