7 razones para instalar placas solares en casa este año 2024.

7 razones para instalar placas solares en casa este año 2024

Estimadas amigas y amigos de nuestro blog.  Antes de nada permitidme empezar este nuevo año deseándoos a todos un fantástico 2024, que éste sea rebosante de salud, alegría y suerte para todos, y que nos permita seguir avanzando de forma firme y sostenida en la implantación del autoconsumo como uno de los ejes vertebradores de la necesaria transición energética.

Por lo tanto, y para comenzar este año con buena energía; de manera directa, clara y concisa, hemos preparado este breve artículo para recordarles 7 razones de peso para instalar paneles solares en casa durante este año 2024. ¡Vamos allá!

raons per instalar plaques solars aquest 2024

1. El precio del mercado mayorista de la electricidad sigue muy alto.

A pesar de que durante el último año 2023 el precio del mercado de generación de electricidad ha sido significativamente más bajo que el del año anterior, y que la alarma social causada por el elevado precio de la electricidad ha disminuido considerablemente, y que Jordi Basté ya no empieza su programa diario indicándonos a qué hora tenemos que poner la lavadora para ahorrar dinero… La realidad es que el precio de fabricación de electricidad en el mercado español ha seguido siendo demasiado alto.

Y es que aunque el mercado mayorista de electricidad haya cerrado el año con un precio promedio de 87 €/MWh, lo que significa una reducción del 22% y del 47% en comparación con los precios de los años 2021 y 2022 respectivamente, este precio promedio sigue estando un 159% por encima del precio del año 2020 y, lo que es más importante, un 89% por encima del promedio de precios del período 2007-2019.

Por lo tanto sí, podemos concluir que la electricidad sigue siendo cara, y lo que es más preocupante, la previsión nos indica que durante el próximo año, según la cotización del mercado de futuros hoy en día, la electricidad seguirá siendo alta, cotizando a precios próximos a 80 €/MWh.

Además, si alguna cosa hemos aprendido en los últimos 2 años, es que el precio de la electricidad es extremadamente volátil y sensible a cualquier evento geopolítico que perturbe el curso de la economía mundial. Lo hemos experimentado con la crisis de Ucrania, lo hemos vivido recientemente con la guerra en Gaza, y lo seguiremos sufriendo a poco que a algún otro loco se le ocurra activar de nuevo el botón rojo de alarma mundial, como por ejemplo estamos viviendo en las últimas semanas con el bloqueo del Mar Rojo por parte de los piratas de Yemen que asaltan todo tipo de barcos mercantes entre los que se encuentran los que transportan gas natural licuado hacia Europa.

Así pues, hoy en día, la única forma de protegerse de las fluctuaciones de un mercado eléctrico que escapa completamente a nuestro control es apostando por el autoconsumo e independizarse lo máximo posible (nunca lo seremos completamente) de las empresas que nos venden electricidad que compran en el mercado mayorista.

2. Se incrementa el IVA aplicable a la compra de electricidad y el impuesto a la electricidad.

En el último Consejo de Ministros del año 2023 y mediante la aprobación del RDL8/2023, el Gobierno español decidió aumentar la fiscalidad aplicable a la electricidad:

  • Aumento del IVA aplicable a la electricidad del 5% al 10% durante el año 2024.
  • Aumento gradual durante el año 2024 del impuesto a la electricidad, que pasará del 0,5% del año 2023 al 5,1% al final del año 2024.
  • Aumento gradual del impuesto a la producción eléctrica, que pasará del 0% del último año al 7% a finales de 2024.

Estos incrementos suponen en conjunto que la fiscalidad aplicable a la electricidad aumentará en un 24% de manera paulatina a lo largo del presente año, suponiendo un nuevo esfuerzo para los consumidores finales que dependan completamente de la compra de electricidad de la red.

3. Se ha prorrogado la deducción fiscal al IRPF por eficiencia energética que permite desgravarse hasta un 40% de la inversión.

Asimismo, el RDL8/2023 también prorroga la deducción del 40% de las cantidades satisfechas desde la entrada en vigor del RDL19/2021 y hasta el 31/12/2024 por las obras realizadas para la mejora del consumo de energía primaria no renovable en la vivienda habitual o cualquier otra de su titularidad que esté alquilada.

Dicho de otra manera más sencilla, si instalamos un sistema de autoconsumo en casa, podremos deducirnos un 40% de la inversión, con un máximo de 3.000 €, si demostramos que gracias a la actuación realizada ahorramos un 30% de consumo de energía primaria no renovable o alcanzamos una clasificación energética A o B en el certificado de eficiencia energética de la casa.

Para demostrar este ahorro, es necesario disponer de un certificado de eficiencia energética de la casa con una antigüedad no superior a 2 años y de un segundo certificado posterior a la instalación de las placas solares.

En este certificado se muestra el consumo de energía primaria no renovable y, mediante comparación, permite calcular si el ahorro logrado alcanza el 30% requerido, y/o verificar la clasificación energética de la vivienda.

En este punto es importante destacar que no en todos los casos será posible alcanzar esta reducción del 30% del consumo de energía primaria no renovable, dado que si la casa dispone de calefacción y agua caliente sanitaria mediante gas natural, la implantación de un sistema de autoconsumo solar solo permitirá reducir el consumo de iluminación de la casa y electrodomésticos, por lo que será difícil alcanzar este 30% de reducción, a menos que la inversión en paneles solares vaya acompañada de otras medidas de ahorro energético.

Por lo tanto, esta deducción será aplicable principalmente en todos aquellos casos en los que el consumo térmico de la casa tenga origen eléctrico (calefacción por bombas de calor, acumuladores ACS, sistemas de aerotermia, etc.) y, por lo tanto, no se disponga de gas natural, o si se dispone, éste solo alimente la calefacción, y no el agua caliente sanitaria.

Próximamente prepararemos un artículo detallando esta deducción que es aplicable en muchos casos.

4. Se mantiene la bonificación del 50% en el IBI en la mayoría de municipios de Cataluña.

Otra muy buena noticia es que una gran mayoría de los municipios catalanes ha prorrogado un año más la bonificación existente en el Impuesto de Bienes Inmuebles.

Esta bonificación es aplicable a aquellos bienes inmuebles que hayan instalado sistemas de aprovechamiento eléctrico de la energía solar, independientemente de que el propietario del inmueble y el titular de la instalación de autoconsumo sean los mismos o no.

Será necesario consultar las ordenanzas fiscales para comprobar la casuística particular de cada municipio, pero en términos generales, esta bonificación oscila entre el 30% y el 50% del valor del impuesto en periodos comprendidos entre 3 y 5 años.

Además, ya son muchos los municipios que han regulado de forma explícita esta bonificación para el caso de instalaciones de autoconsumo colectivo.

5. El precio de los paneles solares ha disminuido un 50% durante el año 2023.

Otra muy buena noticia es que el precio de los módulos solares ha experimentado una importante caída del orden del 50% durante el último año 2023, situándose en mínimos históricos y con previsiones de nuevas bajadas, al menos durante el primer trimestre de 2024.

La ralentización del mercado solar residencial en toda Europa debido a la caída del precio de la electricidad a lo largo del último año (insisto, caída de precios sí, pero la electricidad sigue siendo cara), junto con el aumento del número de  fabricantes, principalmente chinos, ha provocado un aumento de los stocks a nivel mundial, que ha obligado a las empresas fabricantes y a los principales distribuidores europeos a depreciar el precio de sus productos para ajustar sus balances de final de año y mejorar la liquidez de las empresas.

Pero dado que estos stocks siguen existiendo, es muy probable que durante los primeros meses del año sigamos observando nuevas bajadas en el precio de los módulos solares, lo que por un lado será muy bueno para aquellos que decidan instalar paneles solares en casa en estos momentos, pero por otro lado aumentará el potencial riesgo (ya se está hablando, aunque la industria europea lo rechaza por el momento) de que la UE imponga nuevamente aranceles a la importación de paneles solares chinos para proteger la fabricación europea, y que conllevaría en este caso a un nuevo aumento de precios del panel solar a medio plazo.

6. El Euribor ha comenzado una bajada que pronto se reflejará en el importe de los préstamos e hipotecas.

Y siguen las buenas noticias, no solo porque ésta favorece la instalación de sistemas de autoconsumo sino también para el conjunto de la sociedad, porque el Euribor, índice de referencia que utilizan las entidades financieras para prestar dinero, ha comenzado a bajar después de dos años de subida sostenida durante los cuales llegó a marcar un máximo del 4,23% durante el mes de septiembre de 2023.

imagen

La última cotización del Euribor a 4/01/2024 es del 3,53% y se espera que la bajada continúe durante los próximos meses para situarse a finales de año ligeramente por debajo del 3%.

Esta bajada del tipo de interés facilitará no solo la financiación de instalaciones de autoconsumo sino que además reducirá significativamente el importe de las hipotecas que pagamos y que disminuyen de manera muy significativa la capacidad de ahorro y/o disponibilidad de inversión de una parte muy importante de la ciudadanía.

7. Instalar paneles solares para autoconsumo es ético, responsable y solidario con el desafío conjunto que tenemos para frenar el cambio climático.

Y es que más allá de consideraciones económicas que tienen que ver con nuestra bolsillo, instalar un sistema de autoconsumo en casa es una muestra inequívoca de nuestro compromiso para cumplir con los compromisos de sostenibilidad que recientemente se aprobaron en la cumbre por el clima que se celebró en los Emiratos Árabes, y en la cual, entre otros, casi 200 países acordaron iniciar el camino para abandonar definitivamente los combustibles fósiles.

El cambio climático es una realidad de la que todos, sin excepción, somos corresponsables, por lo tanto, también es una responsabilidad del conjunto de la población emprender acciones individuales al alcance de cada uno que permitan combatir este cambio climático que cada vez se nota más en nuestro día a día.

Y hasta aquí las 7 razones principales por las cuales considero que este inicio de 2024 es un momento fantástico para invertir en un proyecto de autoconsumo en casa (también en nuestra empresa, por supuesto).

Precio de la electricidad elevado, incremento de la fiscalidad de la electricidad, deducción fiscal al IRPF, mantenimiento de las bonificaciones fiscales en el IBI, bajada del precio de los paneles solares, bajada del Euribor y nuestra corresponsabilidad medioambiental, creo que son motivos más que suficientes para dar el paso de manera definitiva hacia el autoconsumo.

¿Y vosotros qué motivos tenéis? Os leemos y comentamos.

¡Hasta la próxima!

5/5 - (2 votos)
1675378511192
Frederic Andreu

Hola, soy Frederic Andreu, Ingeniero Químico por el Instituto Químico de Sarriá (IQS) y post-grado en energías renovables por la Universidad Politécnica de Catalunya (UPC). Durante 10 años trabajé en Endesa Energia, primero gestionando grandes cuentas industriales y posteriormente cómo responsable de energía solar para España. Actualmente soy socio-fundador de SolarTradex y me apasiona desarrollar y compartir con todos vosotros este proyecto.

Frederic Andreu
Acerca de Frederic Andreu

Hola, soy Frederic Andreu, Ingeniero Químico por el Instituto Químico de Sarriá (IQS) y post-grado en energías renovables por la Universidad Politécnica de Catalunya (UPC). Durante 10 años trabajé en Endesa Energia, primero gestionando grandes cuentas industriales y posteriormente cómo responsable de energía solar para España. Actualmente soy socio-fundador de SolarTradex y me apasiona desarrollar y compartir con todos vosotros este proyecto. Ver todas las entradas por Frederic Andreu